jueves, 30 de enero de 2014

Mantén el estilo según tu tipología corporal

Tener estilo  no es seguir la moda, sino disfrutar de la propia identidad de cada uno y ser original. Es aquello que  hace que te gires para mirar a alguien porque viste diferente del resto.
 
El estilo no se consigue con ropa cara. La elegancia y la originalidad  no es una cuestión de dinero ni puede comprarse, es una actitud ante la vida y una forma de ser y de vivir, que  te hace destacar y diferenciarte de los demás.
   

Así pues a la hora de vestirnos debemos potenciar  nuestro propio estilo y personalidad y hacerlo con aquella ropa con la que nos sintamos mejor. Ahora bien, vestir con estilo no sólo consiste en escoger la ropa que nos gusta sin más, sino que también  es esencial  saber llevarla y que ésta sea la adecuada a nuestro tipo de cuerpo. Por ello es igualmente importante concentrar nuestros esfuerzos principalmente en aquellas partes de nuestra anatomía que resultan más problemáticas, de tal modo que mediante su corrección podamos conseguir un look más armónico y compensado.

Como ya hemos hecho en anteriores ocasiones la temática de este post la dividiremos en dos partes, una primera, la de hoy, dedicada a la tipología femenina y una segunda, en la que nos centraremos en la tipología masculina. Así de este modo, todos vosotr@s podréis saber cual es vuestra tipología corporal. ¿Preparados? ......!Pues vamos a ello!
 

En el caso de la mujer existen 5 tipologías corporales:

1.Reloj de arena, se considera la figura ideal puesto que los hombros y la cadera están en un misma línea vertical y además tiene una cintura bien marcada.  

Como vestir a un reloj de arena.
Dado que se considera la figura ideal, en principio no cabría hacer ningún tipo de corrección, sino tan sólo mantener esa figura, marcando bien la cintura.
 

 2. Triangular, se caracteriza por tener los hombros estrechos y la cadera  ancha.


Como vestir a una triangular
Debes potenciar la parte superior de tu cuerpo, en especial  tus hombros, acentuando o marcando la cintura  y evitando crear  volumen en la zona de las caderas. Se recomienda colores claros en la parte superior del cuerpo y oscuros en la parte inferior.
 
3. Triangular invertida, es característico de una constitución atlética puesto que este tipo de tipología pone de manifiesto unos hombros anchos y una cadera estrecha. 
Como vestir a un triángulo invertido
En este caso se potenciará y dará volumen especialmente en la zona de las caderas , para así de este modo compensar la amplitud de los hombros y conseguir que la figura se asemeje más a la del reloj de arena. Se recomiendan colores oscuros en la parte superior del cuerpo y claros en la parte inferior.

 4.Rectangular, los cuerpos que observan esta tipología son rectos y sin cintura.
 

Cómo vestir un cuerpo rectangular
Se deberá intentar mediante la ropa conseguir llegar a definir la figura del reloj de arena intentando marcar la cintura. 

5.Redondeada, es un cuerpo con cierto sobrepeso el cual se acumula principalmente en la zona del estómago y abdomen. 
Cómo vestir a una redondeada
Lo ideal es este caso es optar por la superposición de prendas, creando líneas verticales u oblicuas mediante el uso de chaquetas. Se aconseja optar por el uso de colores oscuros hacia el interior y claros hacia el exterior.
 
¿De qué tipología eres?
 
 

 Imágenes: EmmaBolt
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario