martes, 3 de marzo de 2015

Escoge tus gafas según la forma de tu cara



La forma de la cara es fundamental a la hora de escoger el tipo de gafas, puesto que va a condicionar la elección de la montura y su forma. Un aspecto a tener en cuenta en todo caso independientemente del tipo de rostro es que la montura nunca sobrepase el óvalo facial.
 

Si lleváis gafas o estáis pensando en cambiarlas,  en el post de hoy os damos las claves para elegir bien:
-En el caso de tener un rostro ovalado, la mayoría de las gafas os sentarán bien. Se trata de un tipo de cara bien estructurada, compensada y armónica, por lo que admite todo tipo de monturas. Lo único a tener en cuenta, aparte de su tamaño, es su color.
 
-Si tenéis la cara redondeada, deberéis buscar gafas de líneas rectas con forma cuadrada o rectangular. Las rectangulares funcionan bien en las caras redondas y pequeñas, mientras que las cuadradas serán más adecuadas para las caras más altas, o sea aquellas en las que se observe una mayor distancia entre los ojos, la nariz y la boca. Es recomendable que las patas de las gafas sea más bien finas.
            

-En los rostros rectangulares y cuadrados caracterizados por una barbilla muy marcada y bien estructurada, las gafas con forma redondeada van a resultar una opción perfecta, puesto que ayudarán a suavizar las facciones del rostro.
 

-El rostro triangular en el que la zona de las sienes y la frente es más estrecha en relación con la zona de la barbilla, exige unas gafas redondeadas y con cierta angulosidad en la parte superior.Las patas de las gafas serán anchas o con adornos de modo que ayude a rellenar la zona de las sienes y de este modo ayudar a compensar y a armonizar la cara .
Las gafas rectagulares y las tipo cat-eye son también ideales en el caso de tener los ojos caídos, independiente de la forma de la cara, ya que os ayudarán a elevar la mirada.
 

Además del tipo de cara para escoger las gafas perfectas se deberá tener en cuenta la montura. Recordad que las monturas de pasta siempre dan un aire más juvenil y moderno, mientras que las metálicas o montadas al aire son más clásicas y envejecen.
Otro aspecto a considerar  es el color de las gafas. Los colores oscuros como el negro, el azul o los marrones son colores muy favorecedores y dan un aire de modernidad. Las monturas de colores como las verdes, azules, burdeos son fantásticas para las personas cálidas.  

¿Ya sabes qué gafas son las que más te favorecen?
 
Imágenes/Images:food.allwomentlaks,draganwhite,ryaneller,tressugar,allhotgirls,eyestylist,longhairstyled,bostondrunks thefashionisto   

No hay comentarios:

Publicar un comentario