jueves, 25 de enero de 2018

Audrey Hepburn: pura esencia y estilo


 

Siempre que puedo me gusta insistir en la importancia de que cada persona debe tener su propio estilo y no convertirse en un esclavo/a de la moda o las tendencias. Está muy  bien estar al día y tener en cuenta lo que se lleva en cada momento, pero ello no debe en modo alguno imponer ni condicionar nuestra forma de ser ni de vestir.
Un ejemplo de estilo y de vida es la actriz Audrey Hepburn, de la que me confieso una autentica fan. Audrey era una de esas personas únicas que desprendía estilo, sofisticación  y personalidad en todo lo que hacía, tanto en su forma de vestir con un estilo desenfadado pero a su vez elegante, en su forma de hablar, de caminar….etc. Ello la convirtió en todo un icono y un referente para muchas mujeres de su época.

Este año aprovechando que se cumple el 25 aniversario de su fallecimiento, me gustaría  hacer un homenaje a esta excepcional mujer, quien a lo largo de toda su vida mostró una actitud, un estilo y una elegancia irrepetible.

Sus estilismos son un buen reflejo de su personalidad, sencillos pero que hacían que siempre estuviese fantástica. Era un claro ejemplo de que la elegancia, es algo absolutamente innato.
Hagamos un repaso a sus estilismos más conocidos:

-El vestido negro largo de corte clásico de Givenchy, que tan espléndidamente lució en la película “Desayuno con diamantes” hizo que el concepto de “vestido negro” se convirtiese en todo un básico para cualquier mujer, tanto en su versión fiesta como más informal.

-La gabardina fue para ella una prenda de uso casi obligado. Esta prenda continua aun hoy en día siendo un básico en cualquier armario femenino. Seguro que tú también tienes una. !Yo la primera!.
-Los pantalones de pitillo también fueron un elemento esencial en la vestimenta de Audrey  con los que se veía siempre fantástica. De hecho hoy en día, se llevan más que nunca. La verdad es que a lo largo de todos estos años nunca se han dejado de llevar. 



Los complementos eran sin duda alguno algo esencial de  para completar sus looks. Así pues:

-El pañuelo en la cabeza fue también uno de sus complementos más característicos, muy de moda en los años 50. Los pañuelos de cashmere fueron un básico en su indumentaria diaria pero a su vez también su gran debilidad, lo que la llevó a tener una extensa colección y que le proporcionaban un punto muy especial y personal en todos sus looks.
-En los años 50 el bolso cesta  fue uno de los complementos más utilizados por la actriz. En su época provocó un gran revuelo, siendo incluso considerado por muchos como  toda una excentricidad. Sin embargo, el estilo y elegancia con que la actriz lo llevaba convirtió este tipo de bolso en todo un icono. Tanto ,que en la actualidad y casi 70 años más tarde, algunas marcas ,como por ejemplo Carolina Herrera o Zara, han creado para su colección 2018, un tipo de bolso inspirado en la cesta de Audrey Hepburn.

 
 -La actriz casi nunca llevaba zapato de tacón alto. Sus inicios como bailarina de ballet clásico, la llevaron a usar habitualmente bailarinas.  Los mocasines fueron también un signo distintivo en la forma de vestir de la actriz, convirtiéndose en un elemento esencial en sus estilismos.

-La gafas de tamaño extra grande,   ocupándole media cara fueron casi una constante en todos sus outfits , lo que le daba un aire de glamour y sofisticación. Además la ayudaban a esconderse de los paparazzis que siempre la seguían a todas partes.


 Pese a todo ello, mucho más allá de su estilo y elegancia en el vestir,  lo que la hacía realmente única era su actitud, siempre positiva, incluso en los momentos más adversos de su vida. Poseía una sonrisa que la hacía brillar como nadie y que hará que pese a los años, siempre la recordemos. Acabamos este post con sus palabras: 

“La mujer más feliz es siempre la más bella”

Imágenes: Elle, Vogue, Hola, weheartit,

No hay comentarios:

Publicar un comentario