jueves, 14 de junio de 2018

Bolsos de mimbre: artesanía portuguesa




Seguro que habréis podido ver en las redes sociales unos pequeños y coloridos bolsos hechos de mimbre y caña. En Corea y Japón han sido un boom absoluto. Se trata de bolsos realizados a mano por artesanos de la cestería portuguesa, en donde el cuidado y amor por el trabajo bien hecho es todo una filosofia.  



Toino Abel es una de las marcas que iniciaron su apuesta por este producto 100% natural y sostenible,  con el fin de ayudar ya no solo a la protección del medio ambiente,  sino también a proteger y potenciar este maravilloso oficio artesanal que ha estado a punto de desaparecer. 
     

Otra de las firmas que ha apostado firmemente por estos coloridos complementos elaborados en base a la tradición de la cestería portuguesa es La Petite Sardine.


Ambas marcas trabajan con artesanos portugueses. El proceso , enteramente basado en la tradición artesanal, se inicia entre los meses de junio y julio con la recogida del junco que se deja secar al sol durante dos o tres semanas.
Lo que es propiamente la fabricación de estos bolsos se inicia sin embargo con la elección de ramos de mimbre de unos 60 centímetros, llamados “molhos”, que se dividen en otros más pequeños (llamados "maos") y mucho más fáciles de manipular.  estos a su vez se cortan para conseguir la medida adecuada y se llevan al telar, donde se tejen a mano.


Previamente, las varas se tratan para o bien aclarar su color o bien, se tiñen de colores. Los colores más tradicionales y utilizados en este tipo de  bolsos son el rojo, el violeta, el verde y el amarillo. Es precisamente el color lo que hace tan caracteristicos a estos bolsos, cuyo precio oscila entre los 20 y los 70 euros.

Imágenes: Heimat atlantica, Toino Abel,La petite sardine

No hay comentarios:

Publicar un comentario